martes, 28 de julio de 2015

¡Rompe Ralph!

No siempre es malo ser malo”

FICHA TÉCNICA

Año: 25 de Diciembre 2012
País: Estados Unidos
Duración: 1hora 48minutos
Género: Animación, Comedia
Presupuesto: 165 millones de dólares
Recaudación: 471 millones de dólares
Productora: Walt Disney Studios
Título: Wreck-It Ralph



Lo mejor: -Todos los guiños a los videojuegos, un gran homenaje.
Lo peor: -La esencia en general es demasiado infantil.






La última fue Maléfica y hoy toca otra de Disney, que pasa, soy un fan declarado de la factoría del ratoncito Mickey Perez (si ahora Mickey y el Sr. Perez se han unido, ambos tienen un capital monetario parecido).
Vamos al lío, Rompe Ralph es un película que coge los videojuegos que marcaron una época (tanto la época ochentera como la actual... Call of Duty mezclado con Halo) y se marca un aventura más bien sencillita con alguna que otra sorpresa.
En todo momento la película irá a tocar la fibra sensible a todos los gamers, y lo hace sin compasión, y si con los guiños constantes a los videojuegos de antaño no te han tocado la patata, lo rematan con una niñita realmente adorable y una historia sensiblera.







Debo confesar que desde que vi el trailer del filme me sentí hipnotizado y forzado a ver Rompe Ralph, y el mismo viernes del estreno me fuí al cine (con mi hermana para que no me confundieran con un pederasta californiano), y aún con todas las expectativas que puse en ella no me defraudó, se me pasó volando los 90 minutos de duración, me sacó tantas sonrisas con los pacman, sonic and company, y me conquistó tanto Ralph con su enorme corazón como Vanellope con su pelo sucio y voz chillona.
Pero no todo son palabras buenas para el destroyer Ralph, los directores sabían que el público adulto lo tenían conquistado por la temática gamer, así que decidieron que las bromas (y el ambiente en general) debía ser infantil, excesivamente infantil en muchas ocasiones para mi gusto.







Sabéis, la grandeza de Disney es coger una historia tan simple como... un malo que no quiere ser malo y una niña que quiere correr, y darle un significado profundo que acabe rodeando al espectador para que sienta ( e incluso para que le fluya alguna lagrimita).
Rompe Ralph tiene momentos realmente tiernos y a la vez duros, juega muy bien con el concepto de maldad y bondad confrontándose con ser el malo o el bueno. Vale que la película está muy edulcorada, pero la mayoría de películas Disney lo están, y esta no podía ser menos, venga hombre si encima transcurre la mayor parte de ésta en sugar rush que es un mundo de carreras de caramelos (como me reí con el vocabulario propio y los juegos de palabras... oreo, oreeeeeeo, oreo, oreeeeeeeo).







Mira por donde cuando la película intenta ponerse sería pierde toda la gracia (nota mental no dedicarme a la comedia), quiero decir que la parte más “seria” y de acción de la cinta le sienta peor que una camiseta fucsia a un gótico, no me convenció y me pareció que el final fue demasiado forzado para terminar bien. Suerte que después tiene esa forma de acabar tan Disney que te deja con una sonrisa tonta durante todo el día.
¿Si me gustó Rompe Ralph? No sabéis cuanto, aunque no me malinterpretéis, no está al nivel de las obras de arte de la compañía, pero a mi me sacó una sonrisilla, sentí mucho con la pareja de tolais, y la puedo ver una y otra vez sin cansarme. ¿Que más se le puede pedir a una película?



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...